martes, 17 de junio de 2008

REQUIEM POR SILVER SURFER

Estela Plateada, en Estados Unidos Silver Surfer, es un personaje que desde siempre ha llamado mi atención. No se trata de un superhéroe común, se trata en mi opinión del más trágico personaje de la Marvel, muy por encima de Spiderman del que parecen disfrutar amargándole la existencia de una manera muy repetitiva -está ya muy trillado, siempre el mismo rollo-.
Silver Surfer es quién es no sólo por tener los poderes que le otorgó Galactus al convertirse en su heraldo, sino por la capacidad de sacrificio ante la posible pérdida de algo bello, de algo que realmente merece la pena; en un primer momento podemos hablar de su sacrificio por salvar su planeta natal -Zenn La-, Norrin Radd perdió su libertad y parte de su vida por salvar la de sus seres más queridos, incluso la de sus seres más odiados -si es que en algún momento ha llegado a odiar a alguien-.


Ser el Heraldo de Galactus -El Devorador de Mundos- significa estar solo, vivir solo, destruir planetas... y ver espectáculos estelares absolutamente maravillosos, conocer los nacimientos y muertes de innumerables estrellas, es la única manera que tiene Silver Surfer de sentirse libre, de sentirse vivo recorriendo años luz a la velocidad del pensamiento.
Todo ello hasta que conoció el planeta Tierra, ahí Estela volvió a conocer, tras muchos años, la belleza de la vida y el valor del sacrificio de sus habitantes en pos de repeler la aparición de Galactus. Por ello se rebela contra su señor, aliándose contra sus -en un principio- enemigos y llegando a vencer a Galactus, sin embargo esa actitud rebelde no queda sin castigo, y su Amo termina por quitarle lo único que le quedaba a Norrin Radd... su libertad, la posibilidad de volver a su planeta natal o de visitar los infinitos mundos que pueblan el Universo.
Más tarde y con la ayuda de los 4 fantásticos, consigue superar la barrera que le impide salir del planeta Tierra, y aquí comienza una nueva historia para Estela Plateada, una historia como ha sido su vida anterior, llena de sacrificios para salvaguardar a los débiles, a los indefensos, a los oprimidos, luchar como sólo él sabe hacerlo y utilizando la energía cósmica que le regaló Galactus al convertirlo en su heraldo.




Silver Surfer: Requiem no va de nada de eso, se trata de una historia que no entra dentro de la continuidad del personaje en el Universo Marvel y que seguramente es más trágica que el resto de aventuras del Surfero.
Trata de su muerte, pero no es una muerte cualquiera, es una Gran Muerte, comparable incluso a la del Capitán Mar-vell. De hecho tiene muchas similitudes, ya que tanto uno como otro luchan hasta el final para poder remediar su terrible destino, cambiarlo por completo, han sido héroes con una gran determinación hacia lo que querían conseguir y esto no va a ser diferente.
Y además mueren de la misma forma, con sus seres más queridos.

Una obra extraordinaria tanto por guión como por dibujo, una obra trágica que emocionará hasta al más fuerte de los mortales.

Puntuación: 8.5/10

Saludos.

4 comentarios:

chuchango dijo...

pues tiene buena pinta y eso que no había leído cosas buenas sobre él... no habrá más remedio que traértelo este finde cuando vengas a las partidas...

Quizá te perdone tus repetidas afrentas con Batman :P

Boca dijo...

Pues lo disfrutarás igual que lo hice yo.
Está muy bien, y no le he puesto un 9.5 porque en ciertos aspectos me recuerda a la muerte del Capitán Marvel.

Anónimo dijo...

Buen dibujo y buen guión, pero al final no me lo he comprado ya que no creo que sea una muerte definitiva ni nada de eso, y empiezo a estar harto (al igual que tú, supongo) de tanto universo alternativo, magia y demás sandezes.

Boca dijo...

Pues no, no es una muerte definitiva, evidentemente es otra de las historias "paralelas", y aunque sí que estoy un poco harto de estas cosas, lo prefiero así antes que otro "One More Day"

saludos.