lunes, 29 de octubre de 2007

Me la pegaron otra vez

He de decir que me gusta mucho el cine, prácticamente cualquier género y de cualquier época, aunque mi gusto por el cine fantástico está siempre por delante del cine "real", es decir, ese cine que habla de la vida cotidiana, de cosas que pasan habitualmente, y voy a explicar por qué: Para ver vida cotidiana ya tengo bastante con la mia, para ver más desgracias ya tengo bastantes con las que hay a mi alrededor (ciudad, región, país, planeta), sólo hay que poner las noticias dos minutos y nos damos cuenta de ello, es por eso que cuando voy al cine, lo último que quiero ver es más realidad; el cine para mi es un lugar en el que quiero que me cuenten cosas nuevas, que me hagan imaginar cómo podría ser el mundo de otra manera y además que me lo cuenten bien, con una buena película de acción, de fantasía, intriga, comedia... pero que no esté basado en hechos reales (por favor).
Por suerte o por desgracia, las películas que me gustan suelen ir dirigidas sobre todo a un público joven, lo cual me hace pensar que los director/productor/guionista piensan que somos idiotas y que nos tragamos cualquier cosa, no hay más que ver ciertas películas basadas en el cómic: Spiderman 3 (un poco absurda), Spawn (absurda total), los 4 Fantásticos I y II (deberían dar mucho más de sí), Punisher (no tengo palabras), Motorista Fantasma (lo mejor: el jinete fantasma) y podría seguir con un largo etcétera.
Está visto que los creadores de estas absurdeces sólo quieren ganar pasta con el mínimo esfuerzo, cosa que no hace ningún beneficio al cine y menos al bolsillo de los espectadores, que tal y como están las cosas vamos a tener que pedir una ampliación de la hipoteca para poder pagar la entrada.
Os preguntaréis "¿a qué viene todo este rollo?", pues bien, como he dicho antes, me gusta el cine de fantasía porque me encanta imaginar cosas y ver qué cosas imaginan los demás y cómo lo hacen. Llevaba bastante tiempo pensando en ir a ver "Los 6 signos de la luz", no había oído hablar de ella, pero en el trailer me pareció que estaba más o menos bien hecha (parece mentira que haya vuelto a caer después de "los guardianes de la noche"), así que ayer me decidí ir a verla y pagar 4,80 € por una pantalla pequeña, un sonido decepcionante y una butaca muy incómoda (ni compré agua para beber), y me encuentro con una película con unos efectos especiales por lo menos interesantes, un guión para borderlines, un montaje de pena... en fin, que vaya gasto más tonto de tiempo y dinero.
Hablando un poco de la película, al parecer ahora confunden un "buscador" con un "encontrador", que es el rol que tiene el protagonista en la película, pero claro, a mi me enseñaron desde pequeño que para ser un buscador tienes que buscar, y este chaval lo único que hace es encontrar, porque todo se le aparece sin que él haga absolutamente nada, voy al cuarto de baño porque me estoy menado y ¡voilá! aparece por arte de birlibirloque algo que los demás llevan mil años buscando... estupendo, ahí me dí una buena ostia para ver si estaba dormido y por lo tanto soñando o realmente estaba viendo eso.
No tengo ni idea de si esta película está basada en un libro como El Señor de los Anillos o Las Crónicas de Narnia, pero si lo está, deberían quemarlo junto con el guionista y el director de esta película, al menos El Señor de los Anillos está muy bien hecha, le dedicaron tiempo para su realización, buscaron lugares preciosos, con una fotografía magnífica, los efectos superiores, el guión bastante bien, los personajes creíbles, la historia coherente y bien hilada... con sus defectos, por supuesto, que hay mucha gente a la que no le gustó ninguna de las 3 partes, todo hay que decirlo.
Por otro lado está Narnia, que es una película a medio camino entre Los 6 signos de la luz y El Señor de los Anillos, ni tan buena como la primera ni tan mala como la segunda, al menos entretiene, emociona, sorprende, y no ocurren las cosas porque sí.


Los seis signos de la luz, ¡menuda tontería!

Saludos.

3 comentarios:

Jorge Duarte dijo...

Ja,ja,ja, que pardillo. Oye, yo no se tú, pero mi vida no se parece, no se ha parecido y, posiblemente, no se parecerá nunca a la que suelen mostrar las películas "realistas". Sobre todo porque una buena película "realista" de esas basadas en los hechos cotidianos siempre tendrá mucha más poesía que la vida real. Esto es lo que a mi me muestran de nuevo: te enseñan a mirar de otra manera esos pequeños milagros que por excesivamente cotidianos se han vuelto puramente invisibles. Y cuando eres capaz de verlos, te das cuentas que son prodigios más maravillosos que los de cualquier película de imaginación desatada.

En fin, es una opinión muy personal.

Boca dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, eso es lo que precisamente me gusta de ese tipo de películas, sólo que si hay alguna de aventuras o fantástica, pues prefiero verlas antes que las "reales", porque aunque tengan esa poesía, esa magia y esos puntos de vista tan diferentes, me recuerdan durante el 70% de la duración del film, esos problemas tan cercanos a mi que no se resuelven tan fácilmente y que no tienen un final tan feliz ni aparece por ningún lado la poesía de la que hablas.
Por eso mismo evito las películas de Almodovar´(por ponerte un ejemplo), porque aunque cuando las veo me parecen extraordinarias (todo sobre mi madre, hable con ella...), me recuerdan demasiado las desgracias humanas.

Pero claro, eso es también una opinión muy muy personal mia.

¡Saludos!

chuchango dijo...

Yo es que creo que voy a pasar de ver las tonterías estas de la brújula dorada y demás... ayer vi la de Stardust que se suponía que estaba bien, que Neil Gayman se había involucrado en el rodaje, que la historia era más o menos adulta... y me encontré con una cosa azucarada y cursi a más no poder que no había por donde cogerla.

y mira que las de Harry Potter me han gustado bastante, pero es que el señor de los anillos, como ya pasó con Matrix hace años, ha hecho un daño tremendo al cine haciendo creer a cualquier iluminado de hollywood que puede hacer una película de fantasía...

En fin, que creo que voy a tardar en picar en otro bodrio de estos de espadas, brujas y efectos especiales...

salud!