lunes, 16 de marzo de 2009

COLONOS DE CATÁN: CIUDADES Y CABALLEROS.

Hoy toca una pequeña reseña de un juego que no tiene nada de nuevo, se trata de Colonos de Catán (Settlers of Catan), solo que no me voy a parar mucho en este juego sino más bien en una de sus expansiones: Ciudades y Caballeros, aunque para explicar la expansión también tenga que hablar del juego básico.

Colonos de Catán se trata de un juego de mesa alemán -un "Eurogame"- que ha tenido un éxito tremendo en casi todo el mundo debido, en gran parte, a un reglamento sencillo, de poca dificultad -sobre todo tiene mucho peso el "factor suerte"-, apto para todas las edades y con muchas posibilidades de expansión y jugabilidad puesto que cada partida es totalmente diferente -si esto lo tuvieran juegos como el Monopoly y similares, ganarían mucho-.

En este juego (el básico y las expansiones) el objetivo es ser el primero en llegar a un determinado número de puntos: 10 en el juego básico y 13 en la expansión "Ciudades y Caballeros". Esos puntos se consiguen de determinadas maneras:

1 punto por cada pueblo que se posea.
2 puntos por cada ciudad que se posea.
2 puntos adicionales si se tiene la "ruta comercial" más larga y como mínimo de 5 tramos.
2 puntos adicionales si se tiene el mayor número de "caballeros", y como mínimo 3.
1 Punto por cada "maravilla" que se posea (se consiguien con las cartas de desarrollo)

Esta puntuación pertenece al juego básico; en la expansión "Ciudades y Caballeros" los puntos se consiguen de forma algo diferente, aunque en su mayoría es similar.

1 Punto por cada pueblo que se posea.
2 puntos por cada ciudad
2 puntos adicionales si se tiene la ruta comercial más larga que, como mínimo, tenga 5 tramos.
1 punto por cada maravilla que se posea.
Desaparecen los puntos por "Caballeros", pero aparecen los puntos de "Campeador". Estos puntos se consiguen cuando al atacar los piratas (más tarde lo explicaré), existe un jugador que aporta el mayor número de caballeros para luchar contra ellos (se gane o no se gane), con lo que esos puntos pueden estar más repartidos que sólo con el "ejército de caballeros" ya que los pueden conseguir varios jugadores y no sólo uno.
1 Punto extra por tener al Comerciante.
Las ciudades que tengan construidas las torres valen 4 puntos en lugar de 2.

El sistema de juego es muy similar. El tablero de juego está divido en diferntes hexágonos, y cada uno de esos hexágonos pertenece a un tipo de material, ya sea Bosque, Trigo, Piedra, Barro u Oveja. Una vez se ha determinado en qué lugar se colocan estos materiales (aleatoriamente), colocamos, siguiendo un orden establecido, los números que tendrá cada hexágono. De esta forma conseguiremos que cada partida sea diferente, puesto que aunque los números se colocquen de la misma forma, los hexágonos se colocan de distinta manera cada vez.
Los números que se colocan van desde el 2 hasta el 12 (excepto el 7, que pertenecerá al Ladrón)

Las ciudades, caminos, poblados, cartas de desarrollo, caballeros, etc. se consiguen mediante la utilización de los recursos anteriormente mencionados y además añadimos Pape, Tela y Monedas. ¿Cómo conseguimos los recursos? nada más fácil, cada jugador comienza con un poblado y una ciudad en el mapa de Catán, cada uno de estos poblados o ciudades pueden estar adyacentes a 1, 2 ó 3 hexágonos y cada hexágono con su número, si al tirar los dados en el turno de cualquier jugador la puntuación saliente corresponde con algún territorio del cual nuestro poblado y/o ciudad está adyacente, conseguiremos un recurso del material cuyo número haya salido (2 si lo que está adyacente es una ciudad). 
Por ejemplo: Tenemos un poblado adyacente a 3 hexágonos que tienen: Bosque (con el número 8), Trigo (Con el número 3) y Piedra (con el número 5), si al tirar los dados saliese un 8, ese jugador obtendría un recurso de "Bosque".

Como dije antes, tanto las ciudades, pueblos, caminos, caballeros, etc. los conseguimos utilizando las distintas combinaciones de recursos que vamos obteniendo con las tiradas, evidentemente cuantos más poblados y ciudades tengamos, más posibilidades tenemos de obtener más recursos.

Aún no he explicado cómo conseguimos el papel, dinero y la tela. Como dije antes, si tenemos una ciudad junto al hexágono cuyo número sale, tenemos 2 recursos del material de ese hexágono, sin embargo, en la expansión de Ciudades y Caballeros, si el hexágono corresponde a alguno de estos materiales: Piedra, Bosque, Oveja, conseguimos un recurso de esos tres (sólo 1) y además Dinero, Papel o Tela, es decir, si lo que sale es piedra obtenemos dinero, si sale bosque obtenemos papel y si sale oveja obtenemos tela.

Estos 3 "artículos de consumo" nos sirven para conseguir ampliar nuestra ciudad (construyendo ayuntamientos, bibliotecas, palacios, etc.) que nos darán oportunidades de obtener "cartas de desarrollo", lo que significa tener la posibilidad de conseguir puntos de victoria o cartas bonificadoras para el jugador que las juega y al mismo tiempo perjudiciales para los demás.

En cuanto a los caballeros, es la parte que hace totalmente diferente la expansión del juego original. Con la expansión se añade la figura del "Pirata", un dado de barcos y se sustituyen uno de los dos dados blancos por uno blanco y otro rojo. El dado de barcos tiene en cada cara dibujado un barco negro (en 3 caras) y un barco azul, amarillo o rojo en las otras tres. 
El barco pirata "navega" por una tarjeta que tiene 7 posiciones, cuando llega a la última, ataca la Isla de Catán. Para poder llegar a la isla tiene que ir avanzando, y lo hace cuando se saca un barco negro en el dado de barcos (este dado se tira con los otros 2 en los turnos de los jugadores). Al llegar a Catán, los jugadores deben "combatir" con sus caballeros a los piratas y para poder utilizar a sus caballeros, deberán tenerlos creados y activados (que deben haber comido, vamos), y debe haber al menos un caballero activado por cada ciudad de la Isla, en caso contrario, los piratas ganan y los jugadores que menos caballeos hayan aportado, pierden una de sus ciudades. Al principio de la partida, suelen perderse todas las ciudades (no da tiempo a crear caballeros y activarlos)

Esto es lo que hace que el juego básico pase a ser de un simple "tiradados" a un "tiradados y piensa qué hacer" puesto que no tienes que estar pendiente únicamente de los recursos que te van tocando sino también de las ciudades que tienen todos, el funcionamiento de los caballeros (que pueden expulsar a otros caballeros, luchar con el ladrón, bloquear caminos, evitar construcciones de poblados...), su número y promoción, etc.

Para concluir, creo que la Expansión "Ciudades y Caballeros" hacen un juego mucho mejor y más completo que el básico, le añade funcionamientos más complejos para poder poner a prueba nuestras estrategias y no sólo nuestra suerte.

Muy bueno para jugar con los amigos y/o familia.

Puntuación 7/10

Saludos.

4 comentarios:

chuchango dijo...

Pues sí, me sorprendió muy gratamente la expansión esta, la verdad, le da una mayor profundidad estratégica a un juego que por sí solo se había quedado un poco "obsoleto" entre los más jugones. Eso sin mencionar lo curradas que están las figuritas y lo bien pensado que está el sistema de evolución de los caballeros y las ciudades.

Vaya, voy a echar un vistazo en dracotienda a ver qué precio tiene y todo... xD

chuchango dijo...

emmm, vale, 60 euros entre el catán y la expansión... creo que me conformaré con jugar de vez en cuando al de Pedro y si acaso se lo pediré si me entran muchísimas ganas de jugar...

Vaya jodido robo!!!

Boca dijo...

Es lo que tiene ser uno de los Eurogames más vendidos... te sablean todo lo que quieren y más. aunque no sólo pasa con este juego, hay muchos otros que no entiendo cómo pueden tener un precio tan alto.

saludos.

Anónimo dijo...

Tambien puedes recortar y pintar las cartas tu y asi te sale mucho más barato...y feo claro